Cabañas y Campamento Ecoturistico
Donde podrás observar las nubes a tus pies
| Más
">facebook Messenger

Últimos miembros

Karina ChavezLaura SnchezRicardoJesus AndradeCatalinaRudi alberto antonio martinez

Teté Serrano Reed

tel 797 9733016

cel 797 1054134

 

"De la Abundancia del corazón Habla la boca"


"El perdón es el perfume que despide la flor después de haber sido pisada"

 

 

Como retomar mi camino

12 Nov 10 - 22:44

  Hace 7 años decidí dedicar mi vida al servicio de Dios, emprendí un programa para crear conciencia del cuidado del medio ambiente en las comunidades, a través del Campamento tlatempa, iniciando con una pequeña tienda de campaña y casi lo puesto.

  Me acerqué a las comunidades indígenas, aprendí mucho más de lo que quise enseñar. Mi propósito de crear las cabañas y el campamento es unir turismo amante de la naturaleza y conservación del medio ambiente con las comunidades rurales para provocar reflexión y cambios de actitud. 

  Así desarrollamos el programa del YO no tiro basura, en el que subrayamos tres elementos fundamentales:

  a) Provocar conciencia de la importancia del YO como individuo, como lo más perfecto de la creación. Darnos cuenta como dice la Madre Teresa de Calcuta, el mar no sería lo mismo sin tu gota. Percibirnos como YO individual, sin juzgar qué hacen los demás, sino darnos cuenta qué hago YO por nuestro entorno. 
  b) La basura no existe, existen desperdicios diseñados por el hombre en beneficio del hombre, que si los colocamos cada uno en su lugar, por categorías, no generaríamos contaminación, que precisamente eso es la basura, todo aquello que contamina. Por lo tanto, la basura nace en nuestra mente. 
  c) La basura no es solo el papel tirado, sino la majadería aventada, nuestra actitud para con nuestros semejantes. 

  Octubre de 2003 iniciamos nuestras labores con el ya conocido Rally YO no tiro basura, una pequeña revista UN Regalo de…, el foro YO no tiro basura, y ahora un espacio para reciclar artículos usados, recibimos donaciones y a su vez donamos a quienes los necesitan, los artículos están a la venta y el beneficio económico de quienes adquieren algo nos ayuda a continuar con el programa. 

  Ha pasado casi un año y medio, dedicada totalmente a mi familia. Gravemente enfermos mis Padres todo mi esfuerzo y cariño lo enfoqué en ellos. No pude hacer más de lo que hice y Mamá falleció. Mi grado de madurez espiritual no fue suficiente para mantenerme ecuánime. 



  He impartido Retiros Espirituales, y aún así, no pude controlar mis emociones. Y caí en depresión. Han surgido tantos contratiempos difíciles de enfrentar. Ahora un poco más en calma decidí traer a mi Papá a vivir al campamento conmigo, que milagrosamente sigue aquí, Gracias a Dios. 

  En este tiempo de confrontaciones el dolor no nos deja ver más allá, pareciera que el alma se desquebraja, que la mente deja de funcionar, que nos transformamos en la impotencia pura. Se vive un proceso que parece interminable. 

  Lo único permanente es el cambio, todo es impermanente, estamos hechos de sensaciones y lo importante es que nosotros podamos dominar nuestras emociones y no al revés.No es fácil, como seguir a Cristo, no es fácil… perdona 70 veces 7, pon la otra mejilla, no juzgues, pero estoy convencida que sin Mamá, puedo seguir viviendo, pero no puedo vivir sin Cristo Jesús, mi Señor. 

  En ningún momento dejó de hacerme sentir su presencia, soy tan afortunada de experimentar sus manifestaciones, pero el dolor no nos deja ver, las lágrimas nos bloquean, los pensamientos se desordenan y cae uno sintiéndose profundamente desolado. Pero, bien dicen, dar tiempo al tiempo.

  También estoy convencida que de donde más aprendemos es del dolor, del fracaso. Ese YO, de pie al borde del precipicio, te hace conciente de tu respiración, de tu pequeñez y de pronto tan solo el roce del viento te da el aliento para saber que eres TU, tan grande, a imagen y semejanza de Dios. 

  ¿Cómo retomar el camino? No tengo que retomarlo, estoy en el camino, así como Moisés pasó 40 años sentado cuidando borregos, así como Jesús pasó 40 días en el desierto… Estoy en el camino, hay un tiempo para todo, debemos definir prioridades y así… continuar con las sandalias puestas y convencidos de que el amor es sinónimo de servir. De manera concluyente, aquí estoy, con el corazón en la mano dispuesta a seguir adelante como sea que sea mi misión, donde quieras y como quieras, eres MI SEÑOR, Mi único Salvador. 

Con cariño Teté 2010-11-10

Agregar un comentario

Tu nombre o Ingresar

Tu dirección de correo (no se mostrará)

Mensaje *